Crítica a los métodos sindicales

El debate en torno al sindicalismo viene ya de antiguo, hoy vuelve a cuestionarse su rol y su utilidad. ¿Es un medio o un fin en sí mismo? ¿Es el sindicalismo una alternativa viable? ¿Sirve para desarrollar la autonomía y la acción directa o por el contrario las anula? ¿Es posible impedir su progresiva burocratización e institucionalización? ¿Tiene sentido encuadrar a las masas bajo una sola organización?

El autor nos plantea estas y otras cuestiones en este profundo análisis rompiendo tabúes arraigados que nos han impedido realizar un imprescindible proceso de autocrítica, llevándonos en muchos casos a repetir los mismos errores o a dedicar nuestro tiempo a alimentar mastodónticas estructuras que, ahora vacías, no son más que la carcasa hueca de un pasado añorado.